Masaje Relajante

Estos tiempos tan duros y llenos de incertidumbre nos lleva a la tendencia de tener emociones negativas, energía baja y un estado deñ vulnerabilidad. Si no ponemos atención a nuestra propia calma, corremos el riesgo de que nuestro cuerpo somatice las preocupaciones, y nos pase una factura con dolencias crónicas o enfermedades. Porque la estabilidad emocional es el punto de partida para mejores cambios, si tú estás bien por dentro, sentirás que la vida fluye armoniosamente. 

A veces duermes pero no descansas, te cuesta dormir, despiertas sin ganas de seguir adelante, te sientes agotado durante todo el día.  Quizás no te das cuenta que tu cuerpo se está cargando, porque te has acostumbrado a llevar cargas sin darte cuenta.  Todo eso significa en primer lugar, que necesitas relajarte. Un buen masaje puede llevarte a niveles profundos de placidez y serenidad.

Un gran mimo que le daré a tu cuerpo y mente con un masaje reconfortante, dedicándome en aquellos puntos que requieren ser liberados de tensiones.  

Por otro lado...no deberíamos esperar a sentirnos desbordados para disfrutar de un buen masaje relajante. ¿Porqué no incluirlo como parte de nuestros rituales de belleza y salud.?

Beneficios del masaje relajante

Los más destacados son:

  • Te reconecta con la calma y tu paz interior, disminuyendo los niveles de estrés. Está especialmente indicado para casos de ansiedad y depresión. 
  • Te libera del estado de rigidez corporal ocasionado por la tensión en zonas afectadas por el agotamiento.
  • Alivia los síntomas del síndrome premenstrual. Alivia la inflamación gracias a la activación de la circulación sanguínea. El incremento de serotonina ayuda especialmente en los cambios de humor durante estos días del mes. 

Masaje relajante 
30 minutos 30 Euros (zona elegir: Espalda, cuello o piernas)
45 minutos 40 Euros (zona elegir: Espalda, cuello o piernas)
1 hora  50 Euros (decúbito prono, bocabajo)
90 minutos 70 Euros (incluye masaje abdominal y pectoral)
2 horas 100 Euros (decúbito prono y supino, bocabajo y bocarriba)